¿Es malo llevar lentillas todos los días o más de 8 horas?

Respondemos algunas dudas frecuentes relacionadas con el uso de las lentillas, como si es perjudicial ponérselas todos los días o más de 8 horas.

La mayoría de las personas que llevan lentillas saben cuánto tiempo pueden llevar las lentillas al día y cuándo deben cambiarlas por unas nuevas, ya que su óptico de confianza siempre proporcionará esta información al vender las lentes de contacto.

Sin embargo, es habitual que algunos días se usen más horas de lo debido o estirar el momento de cambiarlas. Los motivos pueden ser muchos, desde jornadas laborales interminables hasta querer alargar el momento de pasar por la óptica a miedo unas lentillas nuevas.

Ser rigurosos con los tiempos máximos recomendables es importante, ya que superarlos puede provocar molestias, visión borrosa y, en el pitjor de los casos, una infección. A continuación respondemos a algunos dudas frecuentes relacionadas con el uso de las lentillas ¿Sabías que también se están empezando a popularizar las lentes de contacto para miopía infantil?

¿Es malo llevar lentillas todos los días?

Llevar lentes de contacto todos los días no es perjudicial, al igual que tampoco lo es usar las gafas a diario. Lo que resulta peligroso es llevar las lentillas más horas de lo debido. Por esa razón, cuando se está en casa se suele recomendar usar gafas.

Las lentillas son una opción cómoda y efectiva para corregir las anomalías visuales y tienen ventajas en su uso diario respecto a las gafas, como que cubren la totalidad de la superficie del ojo y se adaptan fácilmente a la curvatura del globo ocular.

"
Cuando se supera la vida útil de las lentillas, esta permeabilidad se empieza a perder, provocando que las lentillas y los ojos se sequen más fácilmente
"

¿Qué pasa si llevas lentillas más de 8 horas?

La respuesta anterior nos lleva a la siguiente pregunta: ¿qué ocurre si superas las 8 o 10 horas que se suele recomendar como máximo diario?

En primer lugar, cabe destacar que los materiales de las lentillas son cada vez más sofisticados. Esto facilita que muchas personas se sientan cómodas con ellas puestas y alarguen su uso hasta las 14 o 16 horas e incluso se las dejen puestas para dormir.

Sin embargo, ese uso excesivo aumenta considerablemente el riesgo de sufrir infecciones, que pueden acabar en problemas graves de córnea. De hecho, el uso inadecuado de las lentes de contacto puede provocar:

Ojo seco: es una de las cosas más frecuentes del rechazo de las lentillas y se caracteriza por una producción insuficiente de lágrimas. Al no mantener suficientemente hidratada la córnea, se sufre fatiga ocular, alteraciones en la vista y sensación de arenilla en el ojo.

Queratitis: inflamación de la córnea, que genera enrojecimiento, dolor ocular, que el ojo duela en exceso o hipersensibilidad a la luz.

Conjuntivitis crónica: es un tipo de conjuntivitis (infección situada debajo del párpado superior) que no se cura o que se recurrente en el tiempo.

Anestesia corneal: pérdida de sensibilidad en la córnea.

Úlcera corneal: es dolorosa y puede manifestarse como un punto de color blanco en la córnea.

Qué para si llevas lentillas más de 8 horas

¿Qué ocurre si usas las mismas lentillas más de un mes?

Cuando hablamos de cuándo hay que cambiar las lentillas también surgen dudas. ¿Las diarias se pueden usar más de un día?, ¿las quincenales más de 15?, ¿las mensuales más de 30?

Hay que tener en cuenta que todas ellas están diseñadas de forma distinta. Las lentillas diarias son suaves y delgadas, pensadas para colocarlas por la mañana y desecharlas por la noche. Las quincenales son algo más gruesas, así como las mensuales, cuya resistencia es mayor y su vida útil, más prolongada.

Todas las lentillas permiten que una cantidad saludable de oxígeno pase a través de la córnea y se mantenga fresca e hidratada. Cuando se supera la vida útil de las lentillas, esta permeabilidad se empieza a perder, provocando que las lentillas y los ojos se sequen más fácilmente y aumentando el riesgo de sufrir infecciones, tal y como ocurre al usarlas más horas de lo aconsejable.

Recomendaciones para usar bien tus lentillas

Utilizar las lentes de contacto durante el período de uso recomendado y reemplazarlas cuando esté indicado es tan importante como seguir estos consejos:

- No comprar lentillas en bazares o webs no autorizadas. Hazlo en tiendas como Cottet, donde además de aconsejarte sobre cuáles son las mejores para ti, resolveremos todos tus dudas.

- Lavarse y secarse siempre las manos antes de manipular las lentes de contacto.

- No usar agua de la grifo para hidratar las lentillas.

- Mantener limpio el estuche donde se guardan las lentillas.

- No nadar sin gafas de natación.

- No dormir con las lentes de contacto puestas.

- No utilizar las lentillas durante el bronceado con rayos ultravioleta.

Una correcta higiene diaria y un buen uso de las lentas de contacto evitarán que puedan aparecer problemas oculares.

Comments (0)

No comments at this moment
Product added to wishlist